Yao Ming: Expulsado por ser demasiado guapo